19 de diciembre de 2008

Mis 24 canciones del 2008

El 2008 fue un año de hartas experiencias y mucho aprendizaje, aunque tal vez hubiera aprendido más de no ser por mis clásicos y por las siguientes canciones que siguieron salvándome la vida y evitaron por un año más la siempre difícil tarea de entrevistarme con mis propios pensamientos.

Estuvo cerca...

Su Boca/Victor Manuel
Cuando escuchas a un cantante profundamente político como Victor Manuel entonar una canción de amor con sintetizadores a lo más pop televiso de los noventa, no se puede hacer nada más que sonreir mientras la canción devela una adoración tierna, sinceramente frágil y bordeando lo visceral. Melaza de la buena.




Fifty Sixty/Alizee

Jamás una heroína de canción pop habia cumplido un sueño tan sofisticado. Mientras muchas muchachitas se contentan con ir al antro y ser las protagonistas, las más bellas del lugar, esta niña adolescente se codea con Andy Warhol y su novio se pone celoso de Lou Reed. Una canción tan culta y deliciosamente pretenciosa que tenía que ser, irremediablemente, francesa.



Hit the Heartbreaks/Black Kids




Told her on Alderaan/Neon Neon



Radios/Emmanuel Horvilleur

Puede ser que la letra totalmente absurda de Radios sea realmente un complot disfrazado de fiesta sobre los tiempos modernos que corren y nos abruman. ¿Dónde están esas chicas Modernas? Supongo que en el Malva, y en efecto, sólo se saben música que está por venir. A Emmanuel le encanta lo mal que se portan, como un papá que ve de lejos a su hijo hacer una travesura sin sentido. Y entre tanta obviedad remata con ternura que le encanta también Lo Bien Que Saben Mentir. ¿Será que duda de la sinceridad de las chicas modernas? ¿Sabrá algo que nosotros no sabemos?




Paris/Friendly Fires




Homecoming/The Teenagers




Adventures in Solitude/The New Pornographers




Ce Jeu/Yelle




Rumore/Raffaella Carra




Bruises/Chairlift




Tony the Beat/The Sounds

Tony The Beat



Cuando dos electrones chocan/La Prohibida




Superguay/La Casa Azul




Esclava del Telefono/Timbiriche

Las afectaciones hiperbolicas de las canciones ochenteras son míticas, pero pocas de ellas logran hacerlo con tanta firmeza ni mezclarlo con tantos dientes de leche como este éxito secundario de Timbiriche. La canción es más plana que el Bajío guanajuatense de principio a fin. Y para esto se requiere trabajo, y un gran esfuerzo.



Todos quieren bailar conmigo/Fandango



Great DJ/Ting Tings



Fancy Footwork/Chromeo



Hit Pop/Numéro



Dawn of the Dead/Does it Offend You, Yeah?



Black Magic/Jarvis Cocker



Fidelity/Regina Spektor



Rhythm of the Night / Ex-Otago

En un principio hubiera pensado que The Rhythm of the Night es tan buena que es de esas canciones que se acaban tragando la personalidad de cualquiera que se atreva a hacer una versión de ellas. Pero Ex-Otago torea a la bestia con una maestria inigualable y convierte a un icono dance en una canción tersa y de una sutil melancolía. Mención aparte merece su increible video retroitaliano.




Fascination/Alphabeat