14 de abril de 2009

Martes de Pop en Cabaretito Fusión (2/3)

Canciones recalentadas de Ibiza envenenan mis oídos mientras me sumerjo a las entrañas del Tito. Veinte pesos después trago una Indio bien fría y me diluyo en la perezosa fiesta que me rodea. Las luces tiñen la noche con la motivación de un burócrata sindicalizado, y nada me hace pensar que esta noche no será como la de típica fiesta de martes: necia, necia, necia. Nada, hasta que la música desaparece y el Fusión empieza a tomar un aire de avispero. En un parpadeo, la mitad de la audiencia se trepa a la pista y se coloca en posición de baile mirando de frente al resto de la gente que gira las sillas para presenciar el espectáculo que se avecina. En dos minutos, el Tito se ha convertido en el escenario de Siempre en Domingo. Las bocinas empiezan a bombardear música de kermés noventera. Doy un trago largo a mi cerveza, y me siento en una butaca cercana al escenario. Señoras y señores, bienvenidos a la noche de pop del Cabaretito Fusión.

La música tiene sabor de tutsi-pop: Ye, ye, ye, ye. Es hora de aprender a ser más desapasionada. Bajo el cobijo de las Jeans, los que están arriba de la pista van convirtiéndose en monstruos del baile, desde el primer Ball Change hasta el último Twist.Fan Kick, Flip Kick, Jazz Split, Kick. Todos iguales. Pon tus manos otra vez, frente a los míos, ven, y dime que me amas. Las veinte testosteronas bailarinas entran a su segundo Ye, ye, ye, ye crecidos y delirantes. Headroll, Flick, Kiver, Ripple. La segunda canción viene cortesía de OV7. Mírame a los ojos, sobran las palabras. Cuando llega el coro, los más osados lanzan una patada de Karate Kid. El bailarín más veterano, cuarenta años encima y una tiara de listón de rosa coronando su cabeza, seca las gotas de sudor con un kleenex, mientras sigue bailando con el honor y aplomo de un kamikaze minutos antes de estrellarse. Desde los talentos de primera fila hasta el tímido gordito de la última, la pista se mueve en la sintonía de una rutina perfecta calcada de la coreografía primigenia forjada por generaciones y generaciones de cabaretitos.

Thalía gime nasal. En la vida cosechando lo que el día va arrasando. No hay improvisación ni muestras espontáneas de placer o coqueteo. Ensimismados en su ritual, los bailarines parecen no sentir el palcer de la fiesta sino el honor de la veneración, pasnado de ser estilistas y obreros de cuello blanco a héroes de la pista dedicados a la salvación de una estrella pop que nunca aparecerá en el escenario. fieles a morir, es un cuerpo de baile que espera el regreso de Fey como los aztecas el de Quetzalcóatl. El público consume el espectáculo sin entenderlo completamente. Yo también estoy hiptonizado, observando sus cuerpos trágicamente maduros. Superados por la realidad del tiempo, la música que inunda el CF empieza a hacer recordar las memorias de la primera tardeada, de la primera vez que el Lic. González dijo Buga, cuando trató de imitar la miseria visual de las coreografías de los ídolos adolescentes. Los bailarines vuelven a convertirse en fáunulos orgullosos vengando a sus ídolos destruidos. ¿Dónde practicarán, quién decide los pasos de las coreografías? ¿Cuántos videos de Telehit tienen grabados en sus videocaseteras?

Algunos misterios nunca se resolverán. Lo cierto es que mientras Jeans se desintegra y Fey reconoce su edad, los chicos del martes siguen bailando ligeros como en las dulces épocas de Amigas y Rivales, gritando a todo el mundo, orgullosos y desafiantes: no señores, la Generación Cabaretito tampoco se extinguirá el día de hoy.

Hacia las once la música vuelve a cortarse abruptamente. Los chicos se felicitan por el show y vuelve de nuevo la peste house de medio pelo. Mientras camino por la Zona Rosa, sigo extasiado por haber salvado mi noche con música de tardeada.


Noches de Pop
CABARETITO FUSIÓN
Londres, entre Niza e Insurgentes
Zona Rosa, México, D.F., MEXICO

































3 comentarios:

marimares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marimares dijo...

el nido de los colibríes!!!!!
baile y baile
toiink toiink!

cuchi me gusta tu primer foto, la desenfocada :D
no se xq ultimamente me gustan las fotos desenfocadas :D

@Alexdrakodiaz dijo...

Por qué jamás me dí cuenta que me tomaron la foto? Recuerdo exactamente ese dia, pero jamás el flash... será la costumbre? Jajaja